¡Comics! ¡Cine! ¡Rock! ¡Novela negra! ¡Series de televisión! ¡Lo que me salga de las narices!

lunes, junio 27, 2005

La pesadilla del Comic Nostrum 2003

Me he enterado del mosqueo de Mauro Entrialgo que ha hecho público en su blog a causa del Comic Nostrum del año 2003. Y me he vuelto a mosquear yo.
Y es que en el año 2002 Juanmi Morey, presidente de la Associació d’amics i víctimes del comic y coordinador de las anteriores ediciones de Comic Nostrum, me pidió ayuda para contactar con autores. Para la edición del 2003 el Pacto de Progreso (la unión contra el PP de todas las demás fuerzas políticas, es decir, PSIB-PSOE, EU, PSM y UM) había prometido dar pasta por lo que el presupuesto aumentó considerablemente. Hasta entonces el dinero venía de Sa Nostra, una Caja de Ahorros local. Se hacían las charlas en los locales de Sa Nostra y, al acabar, los autores cobraban su cheque in situ. En ediciones anteriores habían venido autores como Rafa Marín, Horacio Altuna, Dave McKean, Brian Talbott, etc… Juanmi había ido muy agobiado en anteriores ediciones y necesitaba que alguien le echara una mano.
Se me prometió un dinero por el trabajo (que era lo de menos ya que lo hubiera hecho gratis, la verdad; me apetecía la idea de tener unas jornadas del cómic en Palma) y unas dietas. Bueno, vale. Me puse a ello. Contacté con muchos autores, algunos no podían ese año, otros no contestaban, Roy Thomas dijo que sí (luego, cambiaron las fechas y no puedo venir), Dave Cockrum también (su salud empeoró y desistió de hacer un viaje tan largo)… Al final, yo contacté con los americanos (Jim Starlin, Darick Robertson y Paul Gulacy) y dos españoles (Mauro Entrialgo y Bernardo Vergara), además del traductor Diego García. Juanmi se encargó del resto: Juan Giménez, Sergio García, Manel Fontdevila, Gallardo, Albert Monteys, Michael Farr (autor de un libro sobre Tintín y Hergé) y autores jóvenes de las islas. Juanmi me notificó las condiciones: viaje y estancia pagados, unas dietas y una cantidad por las charlas que yo retransmití.
Todo hubiera ido bien si la gente de Palma se hubiera enterado de las Jornadas.
Las fechas finales eran justo después de Semana Santa. Juanmi mandó la información de Comic Nostrum el Sábado Santo a las redacciones de los periódicos, justo cuando sólo habría unos retenes mínimos que no le hicieron ni caso a su fax. No se hizo una presentación con los miembros de Sa Nostra y del Govern para asegurarnos que vinieran representantes de los diversos periódicos. Los diarios del martes, inicio de las Jornadas, no llevaban nada, o casi nada, del Comic Nostrum
El cartel para colgar en tiendas y demás no estuvo hasta el miércoles.
El catálogo no estuvo hasta el viernes, y gracias a Vicente García que se puso a maquetar como un loco a última hora porque Juanmi no le había pasado los artículos prometidos, artículos que escribimos un servidor y otros amigos.
Se tuvo además que cambiar de local de actos a media semana para que se usaran tanto los de Sa Nostra como los del Govern y la pintaran los dos patrocinadores desconcertando a muchos asistentes.
Además, en general, los autores con más tirón mediático no tuvieron sus charlas viernes y sábado. Que Starlin tuviera la sala casi llena un miércoles habiendo tenido nada de publicidad te hacía preguntar qué hubiera pasado si hubiera sido un sábado y disfrutara de una merecida publicidad.
Pese a todas las chapuzas de promoción y organización, y de las fui fui testigo indignado (había hecho demasiado trabajo y había invertido demasiadas ilusiones como para ver que era todo un desperdicio de esfuerzo), el ambiente era bastante agradable y la gente estaba contenta. Las charlas fueron, creo, bastante entretenidas, sobre todo la de los nuevos autores de El Jueves (donde estuvo Mauro) que fue una carcajada continua.
Me chocó ver que los autores no cobraban in situ como los años anteriores. Se me dijo que se les mandaría el dinero ya que Sa Nostra pagaba los viajes y el hotel. El resto era cosa de la Conselleria. Bueno.
El mes siguiente el Pacto de Progreso pierde las elecciones y el PP vuelve al poder.
Empieza a pasar el tiempo. Recibo mails de Vergara y Mauro bastante incendiarios. Intento ver qué pasa y se lo retransmito. La Conselleria no tiene ningún compromiso, al parecer, con Comic Nostrum y el tema se ha de resolver por el cambio político. Cuando veo que sigue pasando el tiempo y no hay mejora, les invito a que traten directamente con Juanmi que es la persona que lleva todo el tema. En enero de 2004, en Angouleme Bernardo Vergara me comenta que ha cobrado. Pienso que ya todo estará a punto.
Ni hablar. A estas alturas, junio de 2005, dos años y dos meses después, yo no he cobrado. Mauro no ha cobrado. Varios autores más, los extranjeros entre ellos, no han cobrado. Diego no ha cobrado. Juanmi me dice que tampoco ha cobrado. Él pagó de su bolsillo el alquiler de una furgoneta para traslados. Peor es el caso de Vicente que tuvo que pagar de su bolsillo la imprenta del catálogo ¡hace ya dos años! y no se sabe cuándo cobrará. Tuvo que ir él en persona y ver el desastre de papeleo que se ha hecho hasta ahora. Juanmi vivió una separación dura poco por esas fechas y la Conselleria no tiene un duro pero me da la sensación de que el uno por el otro la casa sin barrer.
De vez en cuando llamo a Juanmi para ver si hay novedades. Siempre me dice que ha de ir a ver a Cati Ferrando de la Conselleria para saber algo y que me dirá cosas. Nunca me ha llamado.
De todo esto he aprendido dos cosas: si alguna vez vuelvo a hacer algo así no lo haré si no estoy implicado al 100%, controlando la parte económica para poder pedir explicaciones y darlas con total conocimiento de causa. Y nunca volveré a colaborar con Juanmi Morey.
Sa Nostra quedó descontenta con la asistencia de público. Al año siguiente invirtió el dinero en una exposición de Mattoti con bonito catálogo (mucha pintura, poco cómic) y un cursillo con diseñadores de prestigio. Una cosa muy diferente de lo que yo quería que acabasen siendo las jornadas de Comic Nostrum. Pere Joan, el autor, me comentaba entonces que esas jornadas debían ser de transición a algo grande. Lo que no nos esperábamos es que fueran de transición a la nada.
Comic Nostrum 2003 fue una mala experiencia. No fue todo lo que esperaba o podía haber sido. No pudo serlo en años posteriores. Y me ha hecho quedar mal con gente a la que aprecio. Y esto es lo que más me jode de toda esta historia.

9 comentarios:

Tony Ruiz dijo...

Yo pude asistir a las charlas de Jim Starlin y Paul Gulacy y la verdad es que disfruté de lo lindo aquel miércoles. Y aunque había asistido a multitud de charlas de autores en diferentes salones (Barcelona, Madrid, Granada...) esta es la charla de la que mejor recuerdo tengo por lo acogedor y amplio del Centro Sa Nostra (¿Por qué suelen ser, por lo general, tan cutres las salas en las que se organizan charlas de autores? Las del Salón de Barcelona siempre me habian parecido de lo mas modestas...)y lo interesantes que me resultaron los autores invitados: Un encanto de persona Jim Starlin -al que he admirado desde hace mucho, mucho tiempo- y todo un cachondo Gulacy... aunque lo ví un poco "suelto" con mi novia. Bueno, se le perdona porque estaba soltero y ya sabemos como va uno cuando lleva un tiempo sin compromiso...

Me impresionó muchísimo ver todos aquellos originales de la Marvel de los '70 en el Casal Solleric al alcance de la mano... bueno, tanquilo, es un decir. (¿Eran todos tuyos, Jaume? I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E de veras...)

En fin, que fué una lástima que la cosa no cuajara por diferentes problemas pero que la gente que pudimos asistir no dudamos en pensar que TODO el mundo que colaboró en Comic Nostrum hizo todo lo que pudo por su parte y que les estamos muy agradecidos por ello. Lástima que tras este tipo de eventos siempre tengan que meterse los politequeos y siempre se escatime el vil metal desde las arcas de los ayuntamientos. En una palabra: VERGONZOSO.

Por cierto, Juame, si tú comentas que la asistencia de aquel miércoles fué buena, ¿por qué dices que en Sa Nostra no estubieron nada contentos con la asistencia? ¿Bajó en las siguientes charlas?

Tony Ruiz dijo...

Uhmm... perdonadme las faltas de ortografía, pero es lo que pasa cuando uno escribe a mil por segundo mientras espera para cenar!

Jaume Vaquer dijo...

La asistencia no fue mala en las charlas de los americanos, pero la de Farr y la de Laura fue bastante paupérrima. La de El Jueves o Juan Giménez tuvieron una buena entrada.
Y Gulacy iba "suelto" en general en lo tocante al tema femenino. Un tipo divertido pero costaba un horror entender lo que decía...

Rafa dijo...

Algo sabía por haber hablado contigo, pero no tenía ni idea de que la cosa hubiera sido tan... así.
Una lástima, de verdad.

alos dijo...

Desgraciadamente, cuando hay dinero público por medio, se ha de ir con cuidado si se prevé un cambio de gobierno...

Por suerte, en Onda nunca he tenido esos problemas, pero sé de buena tinta, que los ayuntamientos, consellerias y demás son bastante volubles a la hora de dar dinero.

Una lástima, sobre todo por la zona en que se celebraba: con la excusa de ir a las Jornadas, más de uno habría viajado a las Islas.

Un saludín

Anónimo dijo...

Yo estuve invitado (para hablar de lo nuestro y de Eisner y eso)... y me trataron muy bien.
--

Jaume Vaquer dijo...

Eso fue hace años, Jesús... Cuando Sa Nostra pagaba a los participantes in situ.
Lamentablemente, cuando das la cara y después nadie da el callo, el que queda mal eres tú.
Juanmi, con todas sus virtudes, ha demostrado una dejadez para mover los papeles en la Conselleria que ha acabado con la paciencia de demasiada gente. Y es que más de años para cobrar lo que se tenía que cobrar es excesivo, se mire como se mire.

Neithan dijo...

Lo peor del caso es que al final, un lugar con tanta actividad comiquera como Mallorca, se quede sin jornadas... porque, entre otras cosas, los que podríais organizarlas habéis acabado quemaos.

Respecto a los políticos, eso de que el cómic no sea cultura de cara a la mayoría de la gente, es lo que tiene. Y si por un cambio de partido se paralizan cosas como el Plan Galicia, una reforma de educación o un Plan Hidrológico, imagínate un pago a unos colgaos que hicieron nosequé cosas de tebeos...

Jaume Salvà i Lara dijo...

Curiosamente ayer vi a Florentino Flores en Gotham y me preguntó a ver si sabía algo sobre ese tema, puesto que una de las exposiciones de esa edición de CòmicNostrum, titulada «El còmic i les Illes Balears», y su correspondiente catálogo (que no ha salido ni nunca saldrá) fueron fruto de muchas horas de trabajo de un buen grupo de personas entre las cuales tuve el gusto por una parte y el disgusto por otra de estar. Le contesté que yo había cobrado porque por casualidad mi nombre estaba en un papel que tenía esa tal Cati Ferrando. Efectivamente cobré, pero menos de la mitad de lo acordado, y al parecer soy de los que tuvo suerte. Ha pasado mucho tiempo y el enfado me ha bajado pero no desaparecido. Es fácil dar la culpa a una administración que fue substituida por un proceso electoral pero me da la impresión que hay algo más, como por ejemplo una mala gestión por parte de una persona a la que la cosa le quedó grande. Y no creo que todos los que dicen no haber cobrado no lo hayan hecho. Al menos uno no.