¡Comics! ¡Cine! ¡Rock! ¡Novela negra! ¡Series de televisión! ¡Lo que me salga de las narices!

viernes, julio 22, 2005

La última historia de Sin City


Para ir abriendo boca ante el estreno de la película de Sin City, me he leído de un tirón Sin City: Ida y vuelta al infierno. La había leído por partes pero nunca seguida y leer a Frank Miller nunca suele estar de más.
Hell and Back es especial por varios motivos: es la historia de la que menos se ha escrito, es la última aparecida, es la más larga y es la que juega más con el color. Además, junto a Marv, Wallace, el protagonista de este relato, es el más superheroico. Si Miller define a Marv como una especie de Conan moderno, Wallace no le va muy a la zaga...
Cuando Miller realizó esta obra, las críticas empezaban a acecharlo. Se le acusaba de caer en demasiados tópicos, en haber leído demasiadas veces a Mickey Spillane, en haberse convertido en una parodia de lo que era inicialmente Sin City. Supongo que por eso decidió tomarse un descanso.
Su despedida es una historia de amor al estilo Sin City. A la chica la secuestran unos malos muy malos que están en todas partes y que tocan todos los crímenes posibles. Pero la chica tiene un amigo-posible interés romántico-que es un supersoldado y que no parará hasta encontrarla.
Hay capítulos en los que, la verdad, pasa bien poca cosa. Miller podrá ser un maestro en la narrativa y decir que los japoneses tienen un ritmo demasiado rápido y que el cómic-book lo tiene demasiado lento pero cuando te puedes saltar números casi directamente pues algo falla. Por eso la obra gana leída como un todo. Bastante.
Emplear el color de forma puntual ya lo había hecho antes. Me divirtió ver el número en que Wallace está totalmente drogado y para realzar esto está completamente coloreado. Además, el uso de personajes, mayoritariamente relacionados con Miller como Elektra, el Capitán América o Martha Washington, como símbolos ayuda a esta exageración de la realidad.
Posiblemente, lo que más me molestó fue la manía de dibujar a prácticamente todos los coches saltando, por no decir volando...
Muchas veces siento que estoy en un rincón aparte acerca de las excelencias de Miller. Me quedo con su primera etapa en Daredevil, el Año Uno y el primer Sin City, antes que con Born Again, Dark Knight o Ese Cobarde Bastardo (o Ese Bastardo Amarillo, no recuerdo cómo lo tradujeron aquí), como muchos otros críticos. Así que entiendo que muchos ignoraran esta obra porque a mí me hizo bastante gracia al ser un buen compendio de muchos de los elementos más ligados al autor (de narrativa, moralidad de personajes y situaciones...).
A ver ese film, que me interesa, y ese All-Star Batman, que me la trae al pairo.

6 comentarios:

Fede dijo...

Jaume, ya le he visto y te puedo asegurar que traslada perfectamente el cómic a la gran pantalla, aunque evidentemente no es una obra maestra como pienso que tampoco es Sin City.
Eso sí, no se han asustado ante la censura americana y han mantenido la violencia que caracteriza al serie, algo que es de agradecer.
También he leído el 'All Star Batman & Robin' y de momento y con un solo nº no parece gran cosa, esperemos que mejore.

Anónimo dijo...

La violencia si, pero los pechos no. Ooooh, y es que las censuras siempre funcionaron así. Cuidado con que se vea un pezón en la malla de Rosario Dawson... ni se os ocurra que la Alba baile igual que en el cómic... Me parece una pequeña mierda que las cosas sean siempre así, sobretodo con la fidelidad calcada en tantos aspectos al comic. Polloputo

Alex dijo...

Jaume,
Se agradece, y mucho, tu crítica serena de las cosas. Me encanta, incluso cuando no estoy de acuerdo con algunas de tus opiniones (lo de "Born again", por ejemplo) que seas capaz de decir "esto me gusta-esto no" sin necesidad de hacer de menos a otros y sin la necesidad de socavar otras opiniones. Una gozada.

Jesús Cuadrado dijo...

Es un películn.

Desde el inicio al final.

Y por en los medios.

Y el Mickey, que fue siempre grande (hasta con el simplote de Adrian), está impecable y desborda todo presupuesto.
--

ERIO dijo...

Coincido con usted, Mr. Cuadrado... ^^
ES un peliculón... Y de mayor quiero ser como ese MArv al que Mickey Rourke ha dado vida... lo único que me dá un poquito de miedo son las voces que les pongan en castellano... Espero que hagan un buen doblaje...
¬¬
Por la cuenta que les trae... jejeje

Jesús Cuadrado dijo...

No se puede.

Se lo aseguro.

Lo de acercarse mínimamente en el dobalje.

Nuestro actuales actores de la cosa sólo leen (salvo excepciones: Rogelio Hernández, Miguel Zúñiga...).

Lo siento, pero así será.

(Conservaré como oro en paño mi dividí pirata).
--