¡Comics! ¡Cine! ¡Rock! ¡Novela negra! ¡Series de televisión! ¡Lo que me salga de las narices!

miércoles, julio 13, 2005

Verano de corrupción o mejorando los originales



Pese a que tenía en DVD Verano de corrupción desde hace tiempo, no me animaba a verla, no encontraba el momento idóneo. Ayer por la noche decidí que ya estaba bien y la miré.

Fue una muy agradable sorpresa. Brad Renfro como estudiante aventajado y Ian McKellen como fugitivo nazi (con un interesante acento alemán, por cierto) me metieron en la trama sin esfuerzo. El juego del ratón y el gato que se traen, su enfermiza relación de amor y odio, de dominador y dominado me mantuvo interesado todo el tiempo. Pero lo que más me sorprendió fue la crueldad del final, un momento sin sangre, sin grandes efectismos pero francamente duro.

Como estaba bastante desvelado, cogí el libro de Stephen King donde se publicó la novela corta que sirvió de base para la película. No lo había leído pero tenía curiosidad por ver cómo estaba contada esa escena. Y leo el final y... Jesús, qué cosa más cutre, más fácil, más insípida. Prefiero mil veces el del film.

Y esto me ha llevado a pensar que muchas veces las adaptaciones literarias que superan el original no son reconocidas como tales. Todos hemos oído la conocida frase El libro era mejor pero muchas veces se confunde mejor con más completo, con más información. Una película tiene una duración limitada, un libro puede extenderse de las 150 a las 1000 páginas, lo que hace muy difícil meter en las dos horitas de una película toda la información. Pero cuando se trata de una novela corta o de un cuento la cosa ya no es tan complicada. Por ejemplo, La ventana indiscreta. El cuento es una chorradita sin demasiado interés que se aguanta por una ya inexistente sorpresa final, cuando descubrimos que el protagonista está con una pierna enyesada. La película es mucho más rica. Introduce personajes secundarios que ayudan así a conocer al protagonista (la novia rica y guapa, la criada de réplicas afiladas, el amigo policía) y no juega con una sorpresa que es imposible de mantener en cine sino que usa tensión e intriga de un modo mucho más eficaz. ¿Es mejor que el original? Sin dudas. No me vengáis con bueno, es que es Hitchcock porque me dais la razón. Buena parte del éxito dependerá de si el adaptador es mejor que el creador original, aparte de saber explotar mejor el potencial de una historia. ¿No es mejor La cosa de John Carpenter que el cuento ¿Quién anda ahí?? ¿No es mejor Desafío total que el cuento de Philip K.Dick?

Venga, no me digáis que no habéis visto nunca una buena película basada en un libro mucho peor...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Por supuesto, Jaume. Lo que no tiene perdón es que no hubieras visto Verano de Corrupción antes que X-Men, jajaja. Casi cualquier película basada en Phillip K. Dick es curiosamente mejor con creces que el relato original. Pero todas me atrevería a decir, aunque entre ellas la calidad sea incomparable de unas a otras.

Freejack, Desafío Total, Blade Runner, MINORITY REPORT, esa otra del Ben Affleck... El Intruso (con Gary Sinise)... todas, hasta las de mayor aspecto de telefilm cutre, superan a sus relatos. Es muy curioso. Polloputo

Jaume Vaquer dijo...

La de Affleck era Paycheck.
Tenía cierta gracia pero en este caso me quedo con el cuento.

steviecannell dijo...

Eso nos llevaría al siempre peligroso terreno de las adaptaciones de Lovecraft, posiblemente el autor mas zeteado en la gran pantalla -muy por encima de Dick, donde va a parar- con resultados no siempre desagradables...

Seguro que no les tengo que dar titulos.

Anónimo dijo...

A la ley no escrita de "el libro era mejor" se le suma una apostilla: el libro es mejor si se lee ANTES de la peli, y peor si se lee DESPUÉS de la peli. Pasa siempre.

Jaume Vaquer dijo...

No estoy de acuerdo con este último comentario. Ahora a bote pronto, me acuerdo de "Cabal"/"Razas de noche" de Clive Barker, adaptada por el mismo autor. La novela me aburrió de solemnidad. Y cuando vi la película me divirtió bastante.