¡Comics! ¡Cine! ¡Rock! ¡Novela negra! ¡Series de televisión! ¡Lo que me salga de las narices!

viernes, octubre 21, 2005

Críticos: pensamientos caóticos
























De vez en cuando se analiza el papel de la crítica desde un punto de vista lo más imparcial y objetivo posible. La crítica de la crítica y todo eso, ya sabéis. A veces los resultados tienen un cierto interés. A veces es una pura paja mental que no le interesa ni al que lo ha escrito.
Permitidme que hoy lo haga desde un punto de vista puramente personal. De crítico, articulista, especialista en cómics o cómo lo queráis llamar.
Mi primer artículo sobre cómics fue en el instituto. Hablaba del Paracuellos de Carlos Giménez. O sea, que las ganas de escribir sobre el tema las tengo de hace tiempo.
Pero uno escribe para que te lean y aportar algo. Si lo que escribes no interesa, estás perdiendo el tiempo.
A veces me da esa impresión, pero como uno es cabezón pues ahí sigo.
El papel del crítico, en mi opinión, es nulo a efectos de incidir decisivamente en la comercialidad de productos estrella. Ya pueden estar todos los críticos del país diciendo que Torrente 3 es una mierda pinchada en un palo que ahí sigue con las salas llenas. Son los productos que podrían quedar más perdidos que pueden lograr unos objetivos más dignos con una serie de críticas positivas o pasar directamente al olvido si son tibias o directamente negativas. O si son ignoradas. El crítico ahí es fundamental.
Como en destacar a jóvenes autores dándolos a descubrir a un público potencial. Puedo colgarme varias medallas por ser el primero en hablar de ciertos autores en este país, en los medios. Una anécdota relacionada: la noche que le dieron el primer premio en el Saló de Barcelona a Luís Durán hablé con él y me dijo que la reseña que había escrito Koldo Azpitarte para Dolmen sobre una de sus obras la había clavado. Estaba encantado, entre otras cosas. Hablar de Luís Durán, un perfecto desconocido para la mayoría de lectores de Dolmen, que tenía su obra perdida, mal conocida, podía parecer algo inútil pero sin duda hizo que ese nombre ya les sonara a muchos y que le prestaran más atención en otras ocasiones.
Cuando digo crítica, me refiero a cualquier tipo de comentario, de opinión, independientemente de quien lo haga o de la profundidad de su análisis. Lo que pueda escribir yo en una revista o en mi blog(hasta cierto punto) o lo que sea puede tener la misma incidencia para los lectores que lo que te cuente el amigo de turno para quien la frase “Pues a mí me ha gustado” es el colmo de la crítica. Lo que no hay es comparación en calidad, por decirlo de alguna manera.
Lei hace tiempo que un buen crítico es aquel al que lees aunque no estés de acuerdo con él. Lo firmo. Porque un buen crítico te debe aportar información, te ha de dar nuevos puntos de vista sobre una obra, te ha de ayudar a situar la obra en la carrera de un autor o en su tiempo, si es algo hecho hace años. No ha de quedarse en una simple guía de lectura. Que no está mal, ojo. Hace años leía las críticas cinematográficas de Jesús Palacios en Fotogramas y coincidía casi al 100% con ellas, de forma que podía fiarme bastante de su opinión. Cuando lei en uno de los primeros Gigamesh una reseña suya de una novela de James Ellroy, El gran desierto. La pillé y la disfruté enormemente (la mejor novela de Ellroy, sin duda), por lo que le estaré siempre agradecido. Pero es que los comentarios de Palacios eran interesantes por sí mismos.
También está la veracidad de lo que te pueda transmitir un crítico. ¿Te está diciendo esto un señor que está relacionado profesionalmente con la editorial, que es un conocido amigo, o enemigo, del autor? ¿Lo hace para estar a bien con la editorial y le sigan mandando copias de prensa? ¿Te lo puedes creer? ¿Es coherente? ¿Es un venado? Ahora me acuerdo de un crítico que abomina últimamente de Warren Ellis cuando hace algunos años escribió que el mejor cómic de superhéroes era The Authority...
En los pocos casos que me mandan copias de prensa, cada vez menos, lo que me deja en menos compromisos, procuro hablar bien de lo que me gusta. Hay poco espacio en Dolmen para reseñas y creo que es preferible decir las cosas buenas que hay por ahí. A veces, no se hacen porque sencillamente no tengo tiempo material de poder leer según qué comics. Y no hago reseñas de amigos. Si quiero hablar de alguna obra que me haya gustado de algún amigo lo haré aquí, mi rincón personal.
No nos olvidemos del crítico que para poder dejar bien a algo o alguien ha de poner por los suelos otra obra o autor. Es ridículo y me molesta. Puedes alabar lo que sea sin esta necesidad.
O, como muy bien dijo Manel Fontdevila, los críticos economicistas que valoran la obra en función de lo que cuesta. No recuerdo haber visto una crítica literaria o musical donde el crítico comenté lo caro o barato de tal obra. Seguramente se habrá hecho pero no con la gratituidad con que se da en la crítica de cómics.
O los que escriben de algo sin haberlo leído...
En fin.
¿Sirve de algo la crítica? No mucho, la verdad. Suele ir más dirigida a los ya convencidos. Pero la utilidad de las cosas no es el único motivo por el que se hacen. Y el arte, como dijo Wilde, es inútil.
Seguiremos con el tema. Por hoy creo que ya vale...

7 comentarios:

Diego dijo...

Sí, sí, claro Jaume, pero... ¿cuánto por el dibujo original de Fontdevila?

Anónimo dijo...

Muy, muy bien todo el comentario. Pero yo no veo tanto problema a que en una reseña se incluya algún comentario sobre el precio, el formato o el "continente" del producto que se vá a comprar. Yo tampoco he leído comentarios así cuando se habla, por ejemplo, DE CINE, pero cuando se habla de DVDs, las revistas especializadas del sector se fijan hasta en el mas mínimo detalle de los "continentes". No me parece una "frivolidad" que se comparen precios o formatos en una reseña. Es un dato que no tiene por qué estar de mas.

Alfred dijo...

Pues aquí está otro que anda de acuerdo en todo lo dicho salvo en el tema de los precios y su valoración por parte de la crítica.

Me parece absolutamente normal que si uno de los principales objetivos de dicha crítica consiste en orientar al lector sobre la mejor manera de invertir su dinero en materia de tebeos se haga tal mención y se opine sobre si merece la pena pagar lo que cuesta el producto en relación a su calidad.

Pero bueno, comprendo que a usted, como editor, y a otros como autores, y por lo tanto como vendedores (aunque esto no lo escriba usted como editor), le escueza el asunto, cuando la conclusión es que no merece la pena, aunque a mí, como comprador, me parezca de lo más util.

Un saludo.

señor punch dijo...

Hola.
Bueno, yo de crítico, nada ¿eh?. Hablo como lector.
Sobre precios: incorporarlos es información, ficha técnica. No es crítica. Hay quien lo hace, hay quien no, según políticas, supongo. Vale.
Sobre los valores de la crítica. Como lector pido a un crítico que me aporte miradas y reflexiones. Pido que se queme los ojos en ese tebeo, que tome notas, que analice lo que yo, como lecctor, sólo leo (ergo, que trabaje para mí, que me filtre el análisis). Si coincido con el gusto del crítico, su análisis además podría influirme en la dompra definitiva. En un indeterminado %.
Al crítico le supongo permanente actualización, de lecturas (hablo de libros, de teorías y de revistas de acá y de fuera), y un ánimo enciclopédico. Además, si no intuyo que es una biblioteca andante, que se lo ha leído todo (hablo, ahora sí, de tebeos) y más, mal asunto. El crítico debe tener un bagaje de lecturas muy superior al mío (o aparentarlo, al menos...acá está la honradez del crítico, jeje...).
Parece que el tema va saltando de blog en blog, :)

Jaume Vaquer dijo...

Diego:
El dibujo de Fontdevila es el que me hizo en Avilés (le sugerí el tema yo). Aparecerá publicado en breve en el Dolmen, seguramente para ilustrar la charla que dio en Avilés (aunque seguramente tendremos que, um, matizar algunos elementos para no vernos acusados de injurias o algo así).

Usuario anónimo: Normalmente en revistas de DVD se habla más de extras, calidad de la imagen y sonido y tal que del precio. Sólo se suele dar la información y poco más. No creo que esté de más comentarlo de pasada si es algo muy destacado a favor o en contra pero creo que a veces se habla más de eso y menos de si es bueno o malo y por qué, simplificando.

Alfred: Coincidimos bastante. ¿Qué otros blogs? Me interesa ver qué opinan otros. Creo que cada vez hay más gente, gracias a Internet y tal, que habla de cómics, lo que considero bueno. Pero también creo que no se suele hacer con demasiada profundidad ni desde un buen conocimiento de obra/autores/época/otros.
Por poner un ejemplo: cómics clásicos de la Marvel que aparecen en Bibliotecas Marvel y tal. Algunos dicen que no son tan buenos, por no decir que son directamente malos. No voy a defenderlos pero muchas veces se olvida la época en que se hizo, lo que se buscaba con ellos, los estilos, las modas, y se intenta leerlos con los ojos actuales por lo que el resultado no es nada positivo y sólo se pueden librar unos pocos destacados.

illuminati dijo...

¿Criticos? ¿Dónde están los críticos? ¿Quien decide quien es un crítico? ¿En que escuela se forman? ¿Dónde dan el carnet? Lo que hay son muchos opinadores, más o menos coherentes, pero críticos ni uno, y menos en lo que se lee en la prensa y en la web. La crítica debería ser un análisis objetivo, no la sarta de tics y amores/odios personales que vemos día a día en los opinadores.

señor punch dijo...

Jaume:"¿Qué otros blogs? Me interesa ver qué opinan otros"
errr...eso va por mí, no por Alfred, ¿no?.
Pues hace unos meses el blog Con C de arte, de pepo perez, sacó el asunto, incluida una carta de...Guiral, creo, que ya la memoria...